lunes, 24 de septiembre de 2012

La Dieta Emocional

El sobrepeso es consecuencia de muchos factores. La causa mas profunda es el mensaje emocional que le enviamos a nuestro cuerpo para que este funcione de determinada manera "metabolizando" todo aquello que ingerimos.

 La forma de reaccionar o interpretar el mundo de cada persona configura su propio estilo y mundo emocional y es de esta manera en que le envía mensajes  a su cuerpo que lo hacen funcionar de determinada manera.

El sobrepeso guarda relación con emociones no expresadas, sentimientos latentes que se ocultan en el cuerpo, que pasan tanto tiempo ahí que terminan cristalizándose en la figura. El sentimiento de incomprensión, la soledad, el resentimiento, la frustración, el abandono, son algunas de las emociones que se pueden asociar a la necesidad de "crear una armadura" y protegerse frente a la amenaza externa.

La "Dieta Emocional" consiste en hacer una purga de las emociones. Desechar lo que no sirve como sentimientos y pensamientos tóxicos, ideas esclavizantes, patrones de conducta repetitivos y dañinos, conflictos internos, auto sabotajes, miedos y resistencias al cambio. Se limpia y purifica el sentir y el acto de comer se vuelve algo equilibrado,  natural y lleno de gozo, aprendemos a agradecer todo lo que nutre nuestro cuerpo y dejar las recriminaciones de lado.

Dejamos de sentirnos agredidos y dejamos de agredir nuestro cuerpo saturándolo con comida. Entramos en la posición de poder y salimos de la posición de víctima, nos hacemos responsables de nuestra felicidad y gozo. Nos damos la oportunidad de ser quienes realmente queremos ser, sin conformarnos con "lo que nos tocó" sino que somos creadores de nuestra realidad, de nuestra imagen personal, de nuestra belleza interna y externa. 

La belleza es una manera de pensar y sentir, es la capacidad de reflejar toda la luz que guardamos dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario